91 163 40 66
Compartir

Sarah Rink de Sngular «Un investigador tiene que entender que esta en el mundo para ver y no para ser visto»

6 junio, 2019

Nacida y crecida en Brasil, estudio primero política internacional y luego periodismo en la Universidad de Brasilia, DF. Ahí empezó a trabajar como periodista, y después de unas practicas acabó fichando como corresponsal en la agencia de noticias Reuters. Hasta hoy cuando mira hacia atrás no sabe bien como aterrizó este currazo, porque realmente entonces era una niña y de las hiperactivas. Solo se le ocurre que pilló al jefe despistado con sus incesantes ganas de hacerlo todo y aprender mientras estaba en ello.

En el 2004 vino a España para seguir estudiando periodismo en la Pompeu Fabra. En el fondo de su alma sabía que aquello era en realidad un sabático. Acabó quedándose, más por amor a Barcelona y al chico quien hoy es su marido que por la profesión. Allí trabajó como periodista freelance para diarios y revistas en Brasil, y luego para un estudio de diseño editorial. En este estudio empezó a entender conceptos como maquetación y arquitectura de información, pero todo eso, no os perdáis, en papel de diario.

En el 2007 se mudaron a Londres, donde hizo un Master en Human Computer Interaction en la University College London, mientras su marido dirigía una de las primeras agencias de UX de UK. Estos cinco años allá fueron una experiencia fantástica, tanto el master como los trabajos en agencias de Londres definieron quién es y lo que hace hoy. De vuelta a España trabajó para clientes antiguos de allá, y luego se unió a Alfonso Morcuende y David Alvarez para fundar Realized, que hoy es parte de Sngular.

¿Cuál es la realidad que se vive en una empresa de tecnología a la hora de incorporar research en su día a día?

No creo que sea muy distinta de otras empresas porque todos que trabajamos con lo digital hacemos lo mismo: productos y servicios para personas. La ventaja que tengo hoy, y que es uno de los principales motivos porque hemos venido, es que research en Sngular no se queda en la recomendación, o en el Blue Sky. Aquí construimos cosas, y veo el impacto de nuestro trabajo en productos reales que andan por las calles con sus propias piernas.

Por otro lado es verdad que cuando es muy fácil hacer, porque tienes un equipo de 600 personas capaces de construir prácticamente cualquier cosa que se te ocurra, frenar el impulso de “hacer porque sí”, sin la mirada al usuario, al consumidor y al contexto, puede resultar más complicado. Pero como diría mi madre, en la vida es mejorar tener que frenar que empujar.

Todos los proyectos no son iguales ¿cómo podemos trabajar investigación en proyectos con una metodología agile, por sprints, etc?

Investigación es algo que se hace en cualquier proyecto, independiente de la metodología . Y eso porque investigación es simplemente una manera sistemática de contestar a preguntas y resolver dudas – dos cosas inherentes a cualquier proyecto. Cuando un equipo esta dispuesto a reconocer que no tienen toda la información necesaria para tomar decisiones que permitan seguir adelante en el proyecto, surge la necesidad de investigar: mirar y organizar la evidencia que ya existe o ir a buscarla en el mundo real, con datos. El tema esta en que todavía (todavía!) se confunde ‘agile’ con ‘con las prisas’ y esto es lo que pone barreras al research en estas metodologías, pero es equivocado.

Por ejemplo, con los Design Sprints de Google: no se puede meter un equipo en una sala para realizar un Sprint si antes se ha hecho research o no se tiene acceso a la información necesaria para resolver las dudas sobre el mercado, usuario y contexto que inevitablemente surgirán durante el proceso de creación de un nuevo producto. Es un desperdicio del tiempo.

¿Cuál ha sido tu mayor reto a nivel profesional en el área de research?

Creo que hacer investigación en países y lenguas que no son los míos. Conocer en profundidad la nuances de una cultura es super importante en este momento en que te plantas en la calle, en un laboratorio en la casa de una persona. Con un cliente en Australia, por ejemplo, me costó bastante entender no solo la jerga, pero todo lo que eran las referencias culturales que hacían los usuarios durante las sesiones… fue todo un reto de doble interpretación.

Un investigador tiene que ser curioso, aventurero y organizado. Pero sobretodo, tiene que entender que está en el mundo para ver, y no para ser visto.

Sarah Rink
Research Director

¿Cómo es tu día a día dirigiendo el departamento de research?

Entrentenido! Hay siempre mil frentes abiertos, desde cosas muy prácticas del día hasta cuestiones importantes que tendrán impacto en el futuro del departamento y de la empresa. Es un poco como llevar lentes multi focales: miras cerca y lejos todo el rato. Además yo estoy a distancia, porque trabajo desde Barcelona, cuando la mayoría del equipo esta en Madrid o en clientes – esto requiere que sea muy organizada, y amiga de Google Hangouts.

¿Cuáles son las características que tiene que tener bajo tu punto de vista un buen investigador?

Un investigador tiene que ser curioso, aventurero y organizado. Pero sobretodo, tiene que entender que esta en el mundo para ver, y no para ser visto.

¿Cómo ves el futuro de los researchers?

Movido. Estamos en un momento muy interesante de la profesión. No solo hubo (finalmente) una aceleración en entendimiento y aceptación general de la disciplina como parte fundamental del Diseño (con D mayúscula), pero también también es un momento en que tenemos acceso a cada vez más data, cada vez más fácilmente.

Hay quienes digan que el rol de researcher de por si va a dejar de existir, ya sea porque los diseñadores tendrán que ser capaces de entender a los usuarios como parte de su trabajo, o porque la tecnología que permite el agregado e interpretación de vastas cantidades de data marginalizará al tipo de investigación directa con usuarios como puede ser la etnografía, que se hará contraproducente.

Yo no lo veo así: creo que las actividades de investigación que se dedican a entender las motivaciones y emociones de los seres humanos siempre necesitarán un ser humano para ello. Es posible que en algunas décadas tengamos acceso a fuentes ahora mismo inconmensurables de data e inteligencia que nos permitirán medir e interpretar la actividad humana de maneras que no podemos todavía concebir. Pero el rapport y la conexión necesarios para entender sus porqués, sus frustraciones y emociones y por lo tanto identificar oportunidades de mejora en nuestros diseños seguirá en las manos de seres humanos de carne y hueso. O eso quiero creer, vaya.

¿Qué esperas del Damn! I’m researcher?

Conectar con la gente de mi tribu. Conocer a más researcher en Madrid. Aprender, aprender y aprender.

Damn! I'm researcher

Conoce más sobre el evento
Autor

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar

Usamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de privacidad y cookies