91 163 40 66
Compartir

Rocio Manzanares de Accenture: «Trato de llevar el enfoque user centric más allá»

5 junio, 2019

Tras vivir toda su vida en Madrid, a los 18 años se fue a Inglaterra a estudiar su carrera. Tras graduarse en ADE internacional, se quedó en Londres trabajando en el área de experiencia de empleado en una consultora financiera. Allí tuvo la oportunidad de comenzar a adentrarse en el mundo de UX, en concreto el de Investigación. Tras una temporada, volvió a España para iniciar en el mundo digital.

Le apasionaban las nuevas tecnologías y entender cómo éstas podrían ayudar a las personas a vivir mejor y ser más felices. Descubrió el UX, lo que la ha convertido en una apasionada de la experiencia de usuario, la innovación y el diseño de nuevas soluciones digitales.

En el año 2017 comenzó a trabajar en Accenture Interactive, en concreto en el equipo Experience Hub. Lo que más le gusta del equipo es que combina la agencia creativa con la consultoría de negocio y las últimas tecnologías para crear grandes experiencias de cliente y nuevas fórmulas de negocio completamente innovadoras. Durante este tiempo, ha tenido la oportunidad de trabajar en distintos proyectos, donde el objetivo era redefinir y mejorar la experiencia actual de distintos usuarios para clientes del sector health, retail, oil&gas y banking.

¿Cuál ha sido tu mayor reto en investigación?

Mi mayor reto en el área de investigación fue enfrentarme por primera vez a un cliente que provenía de la industria petrolera. Aunque la base de la metodología que utilizo en los proyectos no cambia, si tuve que adaptarla para asegurar que la solución diseñada fuera exitosa y coherente con el tipo de usuario y entorno. No es lo mismo investigar a un cliente de banca o retail con el cual puedes compartir necesidades, motivaciones y/o miedos, con un usuario del que desconoces por completo su realidad y su ámbito de trabajo.

¿Qué podemos aportar desde investigación a sectores no habituales como la industria?

Hasta muy recientemente, las áreas de negocio de las empresas diseñaban las soluciones que luego sus empleados iban a utilizar, sin preguntarles sus necesidades, sus puntos de dolor, sin conocer su realidad y el contexto en el que realizan las tareas. Desde investigación, conseguimos que negocio escuche a los usuarios y tenga en cuenta cuál es su verdadero día a día, con qué herramientas tecnológicas interactúan, qué stakeholders intervienen en los procesos, en qué puntos, cuales son los canales de comunicación reales, etc. De esta forma, conseguimos que las soluciones tecnológicas y digitales que se diseñan respondan a la realidad de los usuarios y es por tanto una solución útil y usable.

¿Una solución tiene que ser atractiva visualmente o resolver un problema? ¿Qué pasa si nuestra solución es funcional pero no atractiva visualmente?

En mi opinión, creo que usabilidad y diseño no deben estar enfrentados, sino que deben ir de la mano. La tendencia actual en diseño digital es hacia la simplicidad y el fomento de la usabilidad. Una frase que me gusta utilizar en mis clases y con clientes es: “El diseño no está acabado hasta que alguien lo usa, y si un producto no es plenamente capaz de cumplir su propósito, el proceso de diseño es incompleto”. El objetivo debe ser siempre que el diseño del nuevo producto/servicio permita al usuario hacer su trabajo de forma más sencilla y eficiente, que encuentre lo que busca de forma más accesible e incluso que sea lo suficientemente atractiva visualmente para que le motive a utilizarla. Si conseguimos que diseño y usabilidad trabajen de la mano conseguiremos diseños atractivos y prácticos que reflejen un impacto a nivel de negocio, ya sea productividad, conversión de clientes o transacciones dependiendo del sector.

Si empoderas al usuario consigues que éste se convierta en el diseñador de su propia experiencia.

Rocío Manzanares
Digital Transformation Expert in Accenture

¿Cuáles son los mayores frenos que te encuentras al arrancar una investigación?

Más que de frenos hablaría de retos. Muchas veces arrancas una investigación pensando que sabes lo que te van a decir los usuarios o ya imaginas cómo será la solución final. El reto está en apartar esto y comenzar desde cero, dejar que la metodología te vaya guiando hacia la solución óptima. Si empoderas al usuario consigues que éste se convierta en el diseñador de su propia experiencia, que será sin duda la correcta.

¿Cómo consideras la formación en investigación en España?

La formación en investigación UX en España está en alza, cada vez hay más curiosidad e interés por esta práctica y las empresas comienzan a valorar el potencial de la investigación. Si buscamos alrededor, cada vez vemos más cursos y masters que se centran en la investigación y cómo ponerla en práctica, hay más eventos que dan visibilidad a la práctica y lo esencial que es en un mundo donde predomina la experiencia de usuario.

¿Qué destacarías de la metodología que aplicas en tus proyectos de investigación?

Lo que más me gusta de la metodología que aplico en proyectos de investigación es implicar desde el primer momento al usuario que va a utilizar la solución que se diseñe. Trato de llevar el enfoque user centric más allá. Me gusta hablar del usuario como el experto de la solución, el que conoce realmente su realidad, lo que necesita y el que me enseña a mi a traducir sus deseos en una experiencia digital. Para mí, el éxito de un proyecto reside no solo en la utilidad de la solución y su impacto positivo en negocio, sino en el hecho de que los usuarios busquen unirse al proyecto porque quieren participar y diseñar su propia solución.

¿Cómo ves el futuro de los researchers?

Creo que hay mucho recorrido aún en el ámbito de investigación y un reto será adaptarse e integrar en la metodología y diseño de soluciones las nuevas tecnologías que comienzan a aparecer y ya son parte de nuestro día a día: inteligencia artificial, realidad virtual, IoT. La aparición de estas nuevas tecnologías nos obliga a los researches a tratarlas de una forma más humana para no olvidarnos que al final del día los usuarios que utilicen los nuevos productos/servicios son personas. Además, esto nos permitirá descubrir nuevas técnicas de investigación y nos enriquecerán como researchers ya que necesitaremos seguir formándonos en nuevas tendencias que ya están aquí. Dejaremos de hablar de interfaz en una pantalla de ordenador, móvil o tablet sino que hablaremos de interfaces en electrodomésticos, en maquinaria, en textil, etc.  

¿Qué esperas del Damn! I’m researcher?

Además de conocer a expertos del sector, que probablemente sea la respuesta más utilizada, creo que es una oportunidad estupenda para compartir experiencias personales, y aprender técnicas nuevas que nos ayuden a enfrentarnos a un entorno cada vez más cambiante y donde predominan las nuevas tecnologías.

Damn! I'm researcher

Conoce más sobre el evento
Autor

También te puede interesar

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

Usamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de privacidad y cookies