91 163 40 66
Compartir

Aino Hanttu de Hanzo: «Nos parece importante que entendamos tanto a las personas para las que estamos diseñando como los aspectos comerciales»

12 junio, 2019

Es una diseñadora finlandesa que vive en España. Actualmente lidera proyectos y actividades de diseño de servicios e investigación en Hanzo, un estudio de diseño y desarrollo con oficinas en Madrid, Barcelona y Londres. Son aproximadamente 40 creativos en Europa, enfocados en realizar un trabajo de gran calidad.

La razón por la que dirige la investigación y el diseño de servicios en Hanzo es que a menudo los dos van de la mano en sus proyectos. Suelen tener el mismo equipo para hacer la parte de investigación, luego tomar esos aprendizajes para comenzar a definir el servicio y, finalmente, concretarlo todo en wireframes. Su equipo está lleno de diseñadores «en forma de T» (T-shaped) que se cambian los sombreros fácilmente dependiendo de la fase del proyecto. Lo que también hace que el trabajo sea menos en silos y más divertido.

Su experiencia es en diseño industrial, que cree que es una fantástica formación académica para el tipo de trabajo que realiza hoy en día. En Finlandia, en 2004, en estudios de diseños industriales, el énfasis principal estaba en tres cosas: el usuario, el contexto de uso y los materiales del producto. Estudiaban durante horas y horas las necesidades de los usuarios, la ergonomía y pasaban semanas en el laboratorio creando prototipos de los productos utilizando diferentes materiales, que luego se probaban con las personas que los rodeaban. La forma sigue la función. No ha diseñado muchos productos físicos, pero los aprendizajes de sus primeros años en la universidad la acompañan todos los días en el trabajo.

Pronto se dio cuenta de que disfrutaba los aspectos inmateriales del diseño más que el diseño de productos físicos. Después de terminar su máster en diseño industrial, continuó haciendo otro en administración de negocios de diseño internacional en la Universidad Aalto en Helsinki, que trataba sobre “Design Thinking” –  estilo de metodología y formas de trabajo. Después de trabajar como diseñadora de productos en un pequeño estudio de diseño en Zaragoza, regresó a Finlandia para trabajar en Fjord, donde se enfocó en el diseño digital.

Después de Fjord, se mudó a San Francisco y lideró el diseño de BetterDoctor, una empresa de rápido crecimiento en la atención de la salud, donde hizo desde la identidad hasta la investigación, incluyendo pruebas de usuarios, diseño de las aplicaciones y el diseño del sitio web. Después de trabajar tan estrechamente con los desarrolladores, no quería volver a una agencia de diseño «tradicional», así que se unió a Futurice, una consultora donde los diseñadores, desarrolladores y diseñadores de negocios trabajan mano a mano para crear servicios y productos con las tecnologías más novedosas. En Futurice, también ayudó a sus clientes a realizar proyectos de transformación digital masiva, centrándose en el aspecto cultural del cambio.

Después de un par de años en Londres, se mudó a Madrid y se apartó de su zona de confort para enseñar diseño en la Universidad IE. Intenta esforzarse para aprender cosas nuevas continuamente, y ahora mismo esta interesada en profundizar en el aspecto ético del diseño digital (qué consecuencias pueden tener nuestras decisiones de diseño).

¿Cuál es la realidad que se vive en una agencia a la hora de incorporar research en su día a día? ¿Es sencillo? ¿Lo aceptan los clientes?

Por supuesto, cada cliente y cada proyecto son diferentes, pero me parece que prácticamente todos los clientes con los que trabajamos comprenden la importancia de una investigación de buena calidad y los resultados que puede aportar.

Como agencia, incorporamos a cada proyecto al menos un mínimo de la primera fase de inmersión y comprensión, y algún nivel de validación del usuario. Nos parece importante que entendamos tanto a las personas para las que estamos diseñando como a los aspectos comerciales. ¿Cuál es el contexto, quiénes son los usuarios, qué intentamos lograr, quiénes son las personas con las que trabajamos y cuál es su visión? Nuestros clientes entienden que toda esta información es crucial para crear productos y servicios que aporten valor a los usuarios y al negocio.

Todos los proyectos no son iguales ¿qué tips o recomendaciones le daría a alguien que está empezando a trabajar en proyectos de investigación?

Ser como un niño de seis años. Son buenos para mirar las cosas con una mente fresca. Hay que tener una mente abierta, hacer preguntas sin dudar, no tener miedo de preguntar hasta la pregunta más estúpida (no existe una pregunta estúpida). No hay que concentrarse sólo en los detalles, hay que tratar de entender el panorama general. Mirar más allá, pensar fuera de la caja y recordar anotarlo todo siempre. Usar diferentes herramientas y métodos, lo que mejor se adapte, no seguir las reglas, en su lugar, crea tu propia forma de trabajar. Confía en tu instinto, por lo general le da un buen sentido de la dirección.

¿Cuál es el momento ideal para incorporar la investigación en un proyecto?

Como escribió una vez el profesor de la UCLA, Peter Lunenfeld, «El diseño es una categoría más allá de las categorías». Para mí, esto significa que la definición de diseño es difícil de precisar en una definición o una verdad. Hay muchas definiciones de diseño y muchos campos de diseño que siguen los mismos principios, pero en última instancia son diferentes.

Como diseñadores profesionales, nuestro trabajo es comprender a la persona o el grupo de personas para las cuales estamos diseñando y crear un producto o servicio que satisfaga las necesidades de los usuarios. ¿Cómo lo hacemos? Se puede definir de varias maneras. El proceso de diseño (comprender, sintetizar, idear, prototipo, testear) es algo que todos seguimos paso a paso, pero el orden y los métodos dentro de él cambian de un profesional a otro.

Tenemos un objetivo común que seguir cuando nos dan un problema que resolver, ya sea un nuevo servicio o producto. Si no estudiamos el problema antes de tratar de resolverlo, estamos funcionando basados en prejuicios puramente personales e intuición. Estamos resolviendo problemas a ciegas. Un producto puede parecer fantástico pero no sirve para el propósito para el que fue creado.

Todas las soluciones que creamos siempre deben provenir de un lugar donde hayamos investigado el problema en cuestión, el ecosistema en el que funciona, los usuarios, analizado la situación y, finalmente, probado las posibles soluciones con los usuarios en el contexto correcto.

En otras palabras, la investigación desempeña un papel en los pasos principales de un proyecto; el principio, a mitad de camino y hacia el «final» de la misma antes de finalizarla. El diseño nunca se termina realmente, y uno siempre puede mejorarlo probándolo e iterándolo cuando el producto o servicio se ha lanzado y ya está en uso.

Si no estudiamos el problema antes de tratar de resolverlo, estamos funcionando basados en prejuicios puramente personales e intuición.

Aino Hanttu
Research & Services Design Lead

¿Cómo ves la formación en research a día de hoy?

En el último año, he estado enseñando diseño centrado en el ser humano en la IE University en Madrid y me he encontrado en una situación en la que necesito pensar cuidadosamente sobre cómo enseñar los principios de diseño y el proceso de diseño en general.

Es difícil mantenerse al día con la velocidad a la que la tecnología avanza a nivel mundial. Nuestros cerebros son más lentos para adaptarse y aprender que la velocidad con la que se desarrollan las nuevas tecnologías. Debemos poner más énfasis en las decisiones éticas y morales que tomamos cuando comenzamos a diseñar nuevos servicios y productos. Por ejemplo, los humanos definen los modelos en los que funciona el aprendizaje automatizado. ¿Cómo toma decisiones un automóvil autónomo? ¿Cómo decide YouTube qué videos colocar a continuación cuando un niño está viendo un video? ¿Cómo recomiendan las redes sociales el contenido a un usuario? Basados en los modelos de toma de decisiones, codificamos en ellos.

Comprender las implicaciones a largo plazo de las decisiones que tomamos al principio del proceso está vinculado a la comprensión de las razones por las que estamos haciendo algo en primer lugar. Esto significa para quién estamos creando algo, qué problema estamos resolviendo y por qué.

Esto se remonta a cómo y a quién enseñamos investigación. Comprender el problema, los usuarios, el contexto y el razonamiento es importante para cualquier persona que se ocupe de crear software, pensar en el aprendizaje automatizado, diseñar aplicaciones digitales y modelos de negocios, por ejemplo. Con una mentalidad más crítica que nunca.

¿Crees que los investigadores además de entender y detectar necesidades de usuario comprenden la repercusión que sus hallazgos pueden tener dentro de los negocios?

Creo que lo necesitamos. Los profesionales de la investigación, así como los diseñadores, deben comprender el efecto de los hallazgos y ser capaces de comunicarlos claramente. Debemos asumir la responsabilidad de hacer bien nuestro trabajo, ya que lo que encontramos puede afectar la vida de las personas. He entregado resultados de investigaciones que han resultado en que cientos de personas tengan que reorganizar sus flujos de trabajo dentro de una organización. Algunos perdieron sus trabajos. Todo esto le cuesta mucho a la compañía que solicitó la investigación, pero con el objetivo a largo plazo de hacer las cosas más fáciles y más efectivas.

Por este motivo, aliento la colaboración de los investigadores con otras partes interesadas: para comunicar los posibles riesgos, la idoneidad o cualquiera que sea el hallazgo. Fomentaría a los investigadores a comprender los objetivos comerciales, la visión y cómo la investigación puede afectarlos. Sin embargo, debemos recordar que tenemos un propósito y no debemos aspirar a estar sesgados.

¿Cómo ves el futuro de los researchers?

En Hanzo, hemos estado hablando de esto con el equipo que realiza investigación en nuestros proyectos. Vemos que la investigación es un oficio, que requiere años de práctica para hacerlo bien, sin embargo, puede ser realizada por personas que provienen de orígenes distintos. Nuestro equipo de investigación está conformado por diseñadores con experiencia en psicología, diseño industrial, bellas artes e incluso educación física. Para nosotros, tener un equipo de experiencia diversa y de distintos antecedentes educativos, es una riqueza que mejora los resultados del trabajo de investigación que hacemos.

Aunque cada vez hay más softwares especializados en investigación, que pueden ser usados para ayudar al trabajo de los investigadores, encontramos que las habilidades humanas son más fuertes para analizar la investigación en profundidad que las máquinas. Un investigador que es altamente experto oficio, puede leer entre líneas, entender los matices del tono de la voz y el lenguaje corporal mejor que cualquier máquina. Sin embargo, creemos que hay una necesidad por los investigadores capacitados o con experiencia en investigación, tanto cualitativa como cuantitativa, para unir la información y las fuentes de datos disponibles. A menudo, un investigador entiende mejor uno u otro, o un investigador y un especialista en mercadotecnia trabajan juntos para analizar los datos. Pero de hecho, la misma persona podría hacer ambas cosas.

El investigador eventualmente se convertirá en un investigador generalista, utilizando simultáneamente métodos y herramientas cualitativas y cuantitativas que se convertirán en algo entre un analista de datos, un especialista en marketing, un investigador de mercado y un investigador.

Y para evitar el análisis basado en los sesgos que cada uno tiene, la investigación debe avanzar hacia un modelo centrado en el equipo, para incorporar diferentes perspectivas. En Hanzo, nuestros clientes y miembros del equipo participan en el proceso de investigación, liderado por investigadores experimentados. Las personas que participan en el proceso pueden ser ingenieros de software, diseñadores visuales, casi cualquier persona que forme parte del proyecto en cuestión, siempre dirigido por un profesional de investigación con experiencia. Existe una creciente conciencia acerca de la inclusión en la industria de la tecnología y el diseño, lo que nos ayudará a crear mejores productos. Serán investigados y diseñados por equipos de personas que provienen de una variedad de orígenes, género y culturas.

¿Qué esperas del Damn! I’m researcher?

Una discusión apasionada sobre el estado actual y el futuro del campo de la investigación. Me gustaría que las personas presenten diferentes puntos de vista y compartan nuevas ideas. Por la lista de oradores que vi que participa, creo que llegaremos allí.

Damn! I'm researcher

Conoce más sobre el evento
Autor

Compartir

Suscríbete a nuestra newsletter

También te puede interesar

Usamos cookies de terceros para mejorar nuestros servicios y obtener datos estadísticos de tus hábitos de navegación. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Puedes obtener más información en Política de privacidad y cookies